GUAYABA

psidium guajava



GUAYABA (psidium guajava) - HIPERnatural.COM
2000 - 2013 © HIPERnatural.COM
GUAYABA
psidium guajava
Otros Nombres:

Arazá, Arrayán, Hurapo, Luma, Parcha, Piche, Sahuinto.

Esta planta tiene un uso muy antiguo y actualmente es importante para tratar casi medio centenar de padecimientos en casi todo el país. Es utilizada con frecuencia en enfermedades gastrointestinales como diarrea, escalofríos y dolor de estómago, mediante la infusión de las hojas tres veces al día o como agua de uso; también puede tomarse con leche, bicarbonato, azúcar y hojas de hierbabuena. En Panamá se emplea en cocimiento para tratar la debilidad y vómito; la cocción de las hojas sirve para la disentería y los cólicos. En padecimientos de la piel, las hojas solas o mezcladas con otras hierbas, se ponen a hervir y después se aplican de forma local en lavados o cataplasmas. Por otro lado, se recomienda para la caries, hinchazón, bilis, escarlatina, hemorragia vaginal, heridas, fiebre y deshidratación.

Es un árbol muy aromático, que ya era cultivado por los nativos mexicanos antes de la llegada de los españoles. La guayaba es una de las frutas más ricas en vitamina C, ya que algunas variedades poseen cinco veces más que la naranja.

Hábitat: originario de la zona tropical del continente americano, desde México hasta Brasil. En la actualidad se cultiva en las zonas cálidas de América, África y Asia.

Descripción: árbol de la familia de las Mirtáceas que alcanza hasta 6 metros de altura. De corteza lisa y parda, con hojas elípticas y opuestas. Da flores blancas y unos frutos carnosos, con forma esférica y pulpa blanca o rosada.

Partes utilizadas: las hojas, la corteza de las raíces y los frutos.

Propiedades e indicaciones: las hojas y la corteza de la raíz del guayabo contienen abundantes sustancias tánicas. En América Central se vienen empleando desde tiempo inmemorial para combatir las diarreas y la disentería. Aplicada localmente en forma de enjuagues bucales y de gargarismos, su decocción también resulta útil en caso de estomatitis (inflamación de la mucosa bucal) y de faringitis. Los frutos contienen mucílagos, pectinas, pequeñas cantidades de prótidos y lípidos, minerales (potasio, calcio, hierro y fósforo, sobre todo) y vitaminas A, B, y especialmente la G. Tienen propiedades antiescorbúticas, remineralizantes y tonificantes. Su uso se halla especialmente indicado en casos de agotamiento físico, desnutrición o debilidad. Proporcionan un ligero efecto laxante.

Uso: decocción con 50 grs. de hojas y corteza de raíz por litro de agua; se ingiere una taza cada 4 horas, hasta que se corta la diarrea. Los frutos se toman frescos, en jalea o en mermelada.

Externamente, en enjuagues bucales y gargarismos, que se realizan con la misma decocción descrita para uso interno.


Productos Relacionados