Vitamina A

Información sobre la vitamina



Vitamina A
La Vitamina A es una vitamina liposoluble. Esto significa que funciona en los complejos lípidos del cuerpo, y viene en dos formas. Primero, retinol, que se encuentra en alimentos de origen animal. El otro es pro vitamina A, que se encuentra en alimentos de origen vegetal, en la forma de compuestos llamados carotenos. El Caroteno mas conocido es el beta caroteno, que provee cerca de dos terceras partes de la vitamina A en nuestra dieta. La forma mas sencilla de este elemento es la zanahoria. El beta caroteno no es absorbido por el cuerpo tan eficientemente como lo es el retinol, pero es transformado en vitamina A para que sea absorbido por nuestro organismo. Otros carotenos son menos eficientes, incluso. Aunque no es muy bien aprovechado por el cuerpo (6mc de beta caroteno = 1mcg RE de vitamina A) sus funciones antioxidantes son excelentes y pueden ser considerada como un nutriente separado.

Función.

Necesaria para el desarrollo de los huesos, para mantener las células de las mucosas y de la piel y, en general, para el funcionamiento de todos los tejidos, previniendo infecciones respiratorias. El retinol ayuda a mejorar la visión nocturna, por su capacidad en convertirse en retinal (de ahí su nombre) suministrando moléculas para el proceso de la visión. Ayuda, por tanto, en muchos desórdenes de los ojos. El beta - caroteno (también llamado Pro - vitamina A) es uno de los principales antioxidantes que se encuentran en la naturaleza, un elemento esencial en la lucha contra los radicales libres y por lo tanto en la prevención de ciertas enfermedades, tales como el cáncer.

Dosis Diaria.

Lactante:

6 Meses: 420 µg.

1 Año: 400 µg.

Niños:

1 a 6 Años: 400 µg.

6 a 10 Años: 700 µg.

Hombres: 1000 µg.

Mujeres: 800 µg.

Deficiencia.

Incrementa la probabilidad de sufrir dolencias en las articulaciones ya que dificulta la regeneración de los huesos; ceguera crepuscular (mal llamada ceguera nocturna) disminución de la agudeza visual cuando oscurece; sensibilidad a infecciones como el sarampión y sequedad de la conjuntiva ocular, entre otros.

Exceso.

Se debe limitar la cantidad de vitamina A, puesto que después de 15, 000 µg en adultos y 6, 000 µg en menores, puede provocar algunos efectos secundarios como: Perdida de cabello, dolor de cabeza, vómito, etc. Los síntomas desaparecen al reducir la ingesta. Los excesos de beta caroteno, no es tan tóxico, pero con el paso del tiempo provoca en la piel un coloramiento amarillo. Las mujeres embarazadas no deben exceder mas de 1500 µg RE, y deben de obtener este nutriente de fuentes como hígado y jugo de zanahoria. Hay que notar que en cualquier tipo de complemento alimenticio, las mujeres embarazadas deberán tener cuidado especial con lo que ingieren, además de consultar su médico con cualquier duda.

Fuentes.

Retinol: hígado, pescado graso, yema de huevo, mantequilla y queso. Beta caroteno: albaricoque, melón, zanahoria, mango, melocotón, espinacas, coles de Bruselas, tomate.


Productos Relacionados