DISHIDROSIS

Información sobre la enfermedad



DISHIDROSIS - HIPERnatural.COM
2000 - 2013 © HIPERnatural.COM
DISHIDROSIS
Dishidrosis.

Partes afectadas.

Afección cutánea caracterizada por pequeñas ampollas en manos o pies, que parece acompañar al estrés.

Afecta a las puntas y lados de los dedos de manos o pies, palmas de las manos y plantas de los pies.

Sexo.

Aparece en ambos sexos, a todas las edades, pero es más común en varones entre 20 y 50 años.

Causas.

Desconocidas, aunque parecen estar relacionadas con períodos de ansiedad, estrés y frustración en las personas que no exteriorizan sus emociones.

Las personas con dishidrosis tienen dificultades para relajarse, aún fuera de los períodos problemáticos.

Este problema no está provocado por la retención del sudor, como se creyó en su momento, creencia que le dió el nombre.

Signos y síntomas.

Pequeñas ampollas con las siguientes características:

Ampollas son muy pequeñas (1mm o menos de diámetro)

Aparecen en las puntas de los dedos de las manos o pies, las palmas de las manos o las plantas de los pies.

Las ampollas son opacas y se nivelas con la piel o son ligeramente prominentes.

No se rompen fácilmente.

En ciertos casos se juntan para formar una ampolla grande.

Las ampollas pueden picar, doler o no producir ningún síntoma.

Empeoran al contacto con el jabón, el agua o substancias irritantes.

Factores de riesgo.

Sexo femenino.

Estrés e interiorización de frustraciones o enfados.

Personalidades obsesivo - compulsivas.

Prevención.

Siga las instrucciones del apartado Medidas Generales.

Ayudan a prevenir las recaídas y a tratar los episodios activos.

Diagnóstico y tratamiento.

DIAGNÓSTICO:

Siga las instrucciones del apartado Medidas Generales.

Ayudan a prevenir las recaídas y a tratar los episodios activos.

TRATAMIENTO:

Tratamiento médico.

Psicoterapia o asesoramiento para soportar el estrés.

Medidas generales.

Siempre que sea posible, evite la humedad y el calor en las zonas afectadas:

Póngase calcetines de algodón y zapatos con suela de piel.

No lleve zapatillas de deporte o cualquier otro calzado hecho con materiales sintéticos.

Quítese los calcetines y los zapatos con frecuencia, para que el sudor se evapore.

Póngase guantes de vinilo forrados de algodón para evitar el contacto con substancias irritantes como agua, jabón, detergente, estropajos de aluminio, productos de limpieza y otros.

Seque el interior de los guantes después de usarlos.

Deshágase de los guantes si se les hace un agujero.

Lleve guantes para pelar o exprimir frutas y verduras ácidas.

Lleve guantes especiales para los trabajos de la casa o la jardinería.

Si puede, use el lavaplatos. Si no dispone de uno, procure que alguien se ocupe de esa parte de la cocina.

Evite el contacto con productos químicos irritantes como la pintura, el aguarrás y los abrillantadores para coches, suelos, zapatos, muebles y metales.

Quítese los anillos antes de hacer las tareas de la casa o lavarse las manos.

Use agua templada y jabones muy suaves en la ducha o el baño.

Medicación.

Puede ponerse preparaciones de córticoesteroides sin receta para reducir la inflamación y los picores, 1 o 2 veces al día, a menos que su médico le aconseje otras dosificaciones.

Si éstas no hacen efecto, el médico le puede recetar preparaciones de esteroides más fuertes.

Avise a su medico si.

Observa síntomas de infección alrededor de las ampollas (inflamación, enrojecimiento, sensibilidad o calor)

No mejoran los síntomas después de una semana a pesar del tratamiento.

En plena mejoría, los síntomas reaparecen.

Complicaciones.

Infección bacteriana secundaria (algunas veces)

Pronóstico.

Los síntomas se pueden controlar mediante tratamiento, pero las recaídas son frecuentes.

Las personas con problemas leves tienen ataques de vez en cuando, y la piel vuelve a la normalidad entre los episodios.

Las personas con problemas graves tienen síntomas más graves; a veces incluso exfoliaciones persistentes y grietas en la piel afectada.


Productos Relacionados