SAÚCO



SAÚCO () - HIPERnatural.COM
2000 - 2013 © HIPERnatural.COM
SAÚCO
Sambucus mexicana Presl. Fam Caprifoliaceae.

Se emplea generalmente para aliviar enfermedades respiratorias como tosferina, gripa y bronquitis; también para trastornos digestivos como bilis, diarrea, dolor de estómago y estreñimiento. Por otra parte, es muy conocida la virtud que tiene de curar afecciones del corazón y hemorroides. Ha resultado eficaz como purgante, desinfectante, diurético, y para combatir los parásitos intestinales, conjuntivitis e infecciones en los ojos y oídos. La parte más usada es la flor, tanto por vía oral, en baños, lavados o fomentos; igual puede usarse localmente el fruto y las hojas maceradas en agua, o bien el cocimiento de ramas y semillas como agua de uso.

Arbusto de 2 a 5 m de altura, tiene tallos grises y hojas divididas en cinco hojuelas; sus flores son blancas y están agrupadas en la parte terminal de las ramas. Los frutos son pequeños y negros. Habita en climas templados y vive asociado con la selva tropical caducifolia y perennifolia; matorral xerófilo, bosques espinoso, mesófilo de montaña, de encino y mixto de pino.

Saúco.

Sambucus nigra.

El saúco está considerado un «árbol de Dios». Los españoles lo llevaron a América en el siglo xvi, y se ha aclimatado en muchas regiones del Nuevo Continente, incluso en las alturas andinas. Se ha llegado a pensar que el curandero de Tolima (Colombia) Perdomo Neira, utilizó el saúco para su pócima, “el trueno de Perdomo”.

Las flores contienen taninos, un glucósido y esencia, y de las hojas y la corteza se extrae un alcaloide, la sambucina.

Para la fatiga a irritación de los ojos deben realizarse lavados oculares con el liquido resultante de la decocción de la corteza del saúco.

Arbusto de 2 a 4 m de altura, aunque a veces puede transformarse en un árbol y alcanzar los 10. Es oriundo de Europa central y se extiende hasta Oriente y América. El tronco se reviste de una corteza grisácea, con la superficie verrugosa. Las ramas permanecen verdes durante el primer año, pero enseguida se tornan leñosas. Las flores aparecen en el extremo de las ramitas verdes y forman unas masas tupidas de pequeñas flores que parecen umbelas (en forma de paraguas) Despiden un aroma agradable, pero carecen de néctar, por lo que nunca se ven insectos sobre ellas. El fruto es una baya (semillas envueltas de una capa carnosa, como la uva) violácea, casi negra, con brillo acharolado. También se le conoce como sabuco y sabugo.

RECOLECCIÓN: Florece en primavera, que es cuando debe cortarse las flores (los saúcos de montaña tardan más en florecer) Las flores se secan a la sombra en un lugar ventilado; luego se guardan en tarros cerrados herméticamente Los frutos se recogen algo más tarde verano. La corteza se arranca en otoño, pero la del segundo año (la leñosa, no la que todavía está verde) se pela y se desprecia la capa externa, conservado la interior, tierna y verdosa.

USOS Y APLICACIONES: Contra la inflamación (golpes, torcedura existe la antigua costumbre de ahumar paños echando flores al fuego; luego se aplica en las partes afectadas, La infusión de flores u hojas es asimismo efectiva, y sirve también como sudorífica y calmante de la tos, lavar los ojos: se prepara con media de umbela de flores (o un pellizco de hojas) por cada taza. Se pueden tomar dos o tres al día, para los ojos, se aplica con un paño o directamente, a gotas) Los frutos frescos en decocción sirven para preparar una bebida depurativa (se hierven 50 gramos de frutos en litro de agua durante un cuarto de hora) corteza, en decocción (se prepara como los frutos) tiene efectos purgantes si se toma una taza, y otra más al cabo de un cuarto de hora. La corteza también es diurética toman dos o tres tazas al día de la de decocción corteza recién arrancada, troceada y hervida (1 / 4 de kilo de corteza por litro de agua, hirviéndola hasta que se reduzca a la mitad)

Parte Utilizada.

Las flores, eventualmente los frutos, hojas y líber.

Principios Activos.

Flores: Flavonoides: rutósido (3%) isoquercitrósido, kenferol; aceite esencial (0, 03 - 0, 1%) Mucílagos, ácidos fenilcarboxílicos: caféico, clorogénico, p - cumarínico. Trazas de sambunigrósido. Acidos triterpénicos: ursólico, oleanólico. Fitosteroles, abundantes sales potásicas.

Frutos: Antocianósidos: sambucósido, sambucianósido (en las semillas: sambunigrósido, prunasósido) trazas de aceite esencial. Azúcares reductores, pectina, ácidos cítrico y málico, vitamina C.

Corteza: Heterósidos cianogenéticos: sambunigrósido, que se desdobla en ácido prúsico y fitohemaglutinina. Taninos, colina.

Acción Farmacológica.

Flores: diurético, diaforético, demulcente, venotónico, antirreumático, galactógeno.

Frutos: diurético, diaforético, a dosis medias es laxante y, en dosis mayores, purgante. Tópicamente se usa de forma popular para el tratamiento de neuralgias y dolores reumáticos.

Corteza: diurético, astringente, hemostático local, cicatrizante.

Indicaciones.

Flores: Resfriados, gripe, inflamaciones osteoarticulares, gota, oliguria, urolitiasis, cistitis. Varices, hemorroides, retinopatías, fragilidad capilar. En uso tópico: blefaroconjuntivitis.

Corteza: Reumatismo, gota, oliguria, urolitiasis, cistitis.

Contraindicaciones.

No prescribir formas de dosificación orales con contenido alcohólico a niños menores de dos años ni a consultantes en proceso de deshabituación etílica.

Efectos Secundarios.

Los frutos crudos pueden producir un efecto emetocatártico.

Precaución / Intoxicaciones.

Hay que ser cautelosos, por la presencia de heterósidos cianogénicos (10 mg / % de CHN en las hojas frescas y hasta un 0, 80% en los frutos verdes)

El uso popular de frutos insuficientemente maduros, de decocciones de raíces o tallos, así como el de los frutos como purgante, son las causas más frecuentes de intoxicación por saúco. Recomendamos abstenerse de prescribirlo como purgante.

Tener en cuenta el contenido alcohólico del extracto fluido y de la tintura.

Formas Galénicas / Posología.

Recomendamos prescribir únicamente las flores y sus extractos.

Uso interno:

Infusión: 5 g por taza. Infundir 10 minutos. Beber a voluntad. Cuando se prescriba como sudorífico en el tratamiento de enfermedades febriles, recomendamos que se tome bien caliente.

Extracto fluido (1: 1) 20 a 40 gotas, una a tres veces al día.

Tintura (1: 5) 50 - 100 gotas, una a tres veces al día.

Uso externo:

Infusión: 60 a 80 g / l, infundir 10 minutos. Aplicar en forma de baños oculares.

Maceración oleosa de flores, se emplea popularmente para el tratamiento de heridas y quemaduras.


Productos Relacionados