LAVANDA



LAVANDA () - HIPERnatural.COM
2000 - 2013 © HIPERnatural.COM
LAVANDA
Lavanda verdadera; al. Echter Lavendel; ingl. True lavender.

Sumidades floridas.

La lavanda verdadera es un arbusto con tallos erguidos no ramificados cuya parte superior está desprovista de hojas. Éstas son de color verde ceniza, lineales. Las flores, con cáliz color azulado, se sitúan en la axila de las brácteas con nerviaciones poco visibles. Se agrupan en espigas finas largamente pedunculadas.

Origen.

La lavanda verdadera, espontánea (en la cuenca occidental mediterránea, se cultiva en España, Francia y Bulgaria. Su área de distribución es parecida a la del espliego (L. Latifolia Medic. con la que se híbrida (lavandines, L. x intermedia Emeric ex Loisel.

Composición química.

Aunque el aceite esencial (1 - 3%) ha dado lugar a numerosos tra bajos, el resto de los componentes son poco conocidos: ácido ursólico, flavonoides, sustancias amargas.

Aceite esencial. Su composición varía en función de numerosos factores: según su origen (lavandas de poblaciones naturales, lavandas clonales) las condiciones climáticas, las condiciones de obtención. Los componentes mayoritarios del aceite esencial de las lavandas clonales son: linalol (30 a 40%) y acetato de linalilo (36 a 58%) El cariolifeno (2, 6 a 6, 3%) se encuentra siempre. Las lavandas procedentes de poblaciones naturales, son más pobres en octanona, linalol y acetato de linalilo que las lavandas clonales, sin embargo son más ricas en acetato de lavandulilo, terpineol, ß - ocímenos. Se han aislado otros componentes derivados del santalano, del cadinano, etc. Compuestos carbonílicos [695] procedentes de cicloadiciones de cetonas dienófilas sobre dienos (ocímenos, mirceno, etc. podrían participar en su delicado aroma [696]

El aceite esencial de espliego es rico en cíñelo (30 - 40%) y en alcanfor (15%) compuestos que se encuentran en muy poca cantidad en los aceites esenciales de lavandín.

Datos farmacológicos.

Son pocos los datos farmacológicos sobre la lavanda, generalmente, se trata de estudios con el aceite esencial.

Como otros muchos aceites esenciales, el de lavanda muestra una actividad antimicrobiana verificada in vitro con una esencia comercial deterpenada. Esta actividad es más débil que la de los aceites esenciales de romero, tomillo o ajedrea.

La acción del aceite esencial sobre el S. N. C. se conoce desde el final del siglo XIX: acción narcótica a pequeñas dosis (perro, via parenteral) mientras que a dosis elevadas se produce excitación, alucinación, taquicardia y aceleración de la respiración. Administrado al hombre, estos mismos autores observan un efecto hipnótico (1 g. per os) Se observan también efectos cardíacos y respiratorios que podrían hacer suponer que la droga posee propiedades simpaticolíticas. No se conocen apenas las propiedades del linalol. Las del alcanfor y las de 1, 8 cineol son mejor conocidas y podrían explicar algunas propiedades atribuidas al aceite esencial del espliego.

Empleo.

Basándose en la tradición, actualmente se aconseja la utilización de la droga y de las diferentes preparaciones a base de lavanda, en el tratamiento sintomático de los estados neurotónicos, especialmente en caso de trastornos del sueño y como antiespasmódico en caso de trastornos digestivos. La utilización vía externa de preparados a base de flores de lavanda se aconseja para la limpieza de la piel y como antálgica en afecciones de la cavidades bucal y orofaríngeas, así como para la higiene bucal. El aceite esencial, de toxicidad moderada, se utiliza en aromaterapia y en la formulación de productos de utilización por vía externa: jabones, lociones, cremas desinfectantes y cicatrizantes. La perfumería y la cosmética también lo utilizan por sus propiedades olorosas y su poder bartericida que hace de él un buen conservante. La droga criomolida no produce manifestaciones tóxicas (ensayos de toxicidad aguda 3 g / kg y subaguda 300 mg / kg / día, rata, per os,

La droga.

Las hojas son laceoladas, con los bordes enrollados y de color verde ceniza. Las flores se agrupan en espigas sueltas con brácteas y bracteolas. El examen microscópico de las flores muestra pelos tectores ramificados y pelos secretores de dos tipos. Para ser considerado oficinal, el aceite de lavanda debe contener: entre el 25 y el 38% de linalol, entre el 25 y el 45% de acetato de linalilo, y entre 0, 2 a 0, 5% y 0, 3 y 1, 5% de alcanfor y cineol respectivamente. Estos porcentajes, así como los del limoneno (0, 1 - 0, 5%) y los de &alfa; terpineol (0, 3 - 1%) se determinan mediante C. G.


Productos Relacionados