HIEDRA



HIEDRA () - HIPERnatural.COM
2000 - 2013 © HIPERnatural.COM
HIEDRA
Inglés: Ivy.

Francés: Lierre.

Familia: de las Araliáceas.

En uso interno: Se ha utilizado como antitusígena y para provocar la menstruación, pero no es recomendable debido a su toxicidad.

Uso externo: para cicatrización de llagas y heridas. Neuralgias y dolores reumáticos. En decocción para baños contra la celulitis.

Los antiguos hicieron de la hiedra un símbolo de la eternidad, pues le atribuían más de mil años de vida. Sin duda exageraban, pues no se conoce hiedra alguna tan longeva, pero sí es cierto que vive decenas de años manifiestan gran resistencia a las adversidades meteorológicas.

La hiedra es una planta siempre verde que presenta unas raicillas en su tallo que le permiten trepar. Abajo se observan las hojas normales, palmeadas, y arriba las hojas ovaladas que acompañan a las flores.

La hiedra debe considerarse como una planta tóxica, y tanto es así que los animales evitan ingerir sus hojas o frutos. Sólo pueden aprovecharse sus propiedades curativas aplicando las hojas hervidas o maceradas sobre la zona afectada por el dolor o las heridas.

Se trata de una planta arbustiva más conocida como ornamental que por sus propiedades medicinales. Es utilizada en los jardines de todo el orbe para tapizar paredes, muros y vallas, a incluso para recubrir el suelo, a modo de alfombra, como si fuera césped, pues sus raicillas aéreas, al igual que sobre las paredes, también se fijan al suelo.

CARACTERÍSTICAS: Planta trepadora, siempre verde. El tallo, leñoso, de rápido crecimiento, presenta muchas ramificaciones que se aferran a las paredes o a los árboles mediante unas raicillas que permanecen agarradas al soporte con tal fuerza, que si intentamos arrancarlas romperemos las ramas con suma facilidad. Posee dos tipos de hojas; las más vistosas presentan el borde con dos o cuatro hendiduras poco pronunciadas (son hojas denominadas palmeadas por su similitud con la palma de la mano con los dedos extendidos) Las hojas que protegen las flores, en número mucho menor que las palmeadas, son ovaladas, sin hendiduras. Las flores, muy pequeñas, amarillas, suelen pasar inadvertidas. Se agrupan en umbelas, varias a to largo de los extremos de los tallos. El fruto es una bolita ne5zra, más pequeña que un garbanzo.

LOCALIZACIÓN: Vive en todas partes, en los muros, sobre los árboles, en terrenos incultos, pedregosos. Soporta bien el Sol, aunque prefiere la sombra y sobrevive a cortos períodos de sequía.

RECOLECCIÓN: Como planta siempre verde, permite recolección de las hojas en cualquier época del año. Las umbelas con los frutos no deben cortarse hasta la primavera, pues aunque flor aparece con el otoño, el fruto tarda se tarda meses en madurar.

Precauciones: La hiedra es una planta tóxica, por lo que evitaremos ingerir frutos a hojas; los pájaros lo saben y jamás los picotean. Dejaremos para los expertos su use interno, no sin considerar que vómitos y diarreas pueden ser efecto de la ingestión de hojas y, sobre los de frutos. Atención con los niños! Como la vulneraria, la decocción de hojas es efectiva unos 50 gramos en un litro de agua; se lava herida o la llaga con el líquido ya tibio y se cubre con las hojas hervidas, repitiendo la operación dos o tres veces al día hasta completar la curación. También contra el dolor pueden aplicarse las hojas hervidas sobre zona afectada. Las hojas maceradas en vinagre (3 o 4 para medio litro durante 24 horas aplicadas sobre los callos y mantenidas con una venda durante todo un día, 1 hacen saltar sin ningún esfuerzo.

Parte Utilizada.

Las hojas y el tallo.

Principios Activos.

Toda la planta: saponósidos triterpénicos (5%) glucósidos de la hederagenina (hederacósido C, alfa - hederina) glucósidos del ácido oleanólico (hederacósido B y beta - hederina)

Hojas: flavonoides: rutósido, rutinósido. Acidos orgánicos: caféico, clorogénico. Trazas de alcaloides (emetina) Poliacetilenos: falcarinona, falcarinol. Fitosteroles: sitosterol, estigmasterol, campestrol, colesterol, espinasterol. Sesquiterpenos: germacraneno, beta - elemeno.

Tronco: gomorresina, trazas de falcarinona (cetona poliacetilénica)

Acción Farmacológica.

Los saponósidos le confieren una acción vasoconstrictora, antifúngica, antibacteriana, antihelmíntica y antiprotozoaria, la hederina posee una acción espasmolítica y expectorante. La falcarinona y falcarinol refuerzan la acción antiséptica y antimicótica y el falcarinol es ligeramente sedante.

Por vía externa tiene un efecto analgésico y lipolítico; frecuentemente está presente en la composición de geles y cremas revitalizadoras cutáneas, ya que los saponósidos facilitan la absorción cutánea y la difusión de otros principios activos.

Indicaciones.

Bronquitis, asma, enfisema.

Uso externo: cicatrización de heridas, varices, úlceras tróficas o varicosas, reumatismo, neuralgias, disolución de nódulos celulíticos, prevención y tratamiento de las estrías dérmicas.

Contraindicaciones.

Embarazo.

Efectos Secundarios.

La planta fresca puede originar dermatitis de contacto.

Precaución / Intoxicaciones.

La administración oral debe hacerse exclusivamente por prescripción y bajo control médico.

Toda la planta, sobre todo las bayas, son tóxicas, debido a la hederina: puede provocar vómitos, dolores cólicos, trastornos nerviosos y resultar abortiva. La ingestión de dos o tres frutos produce síntomas de intoxicación en niños (náuseas, vómitos, excitación) 5 - 12 frutos pueden causar la muerte por colapso respiratorio. In vitro presenta una acción hemolítica.

Recomendamos abstenerse prescribirla para uso por vía oral: como antimicótico, antibacteriano, antihelmíntico, antiprotozoario y expectorante, aconsejamos recurrir a otras plantas con menor toxicidad potencial.

Formas Galénicas / Posología.

Uso externo:

Decocción: 200 g / l, aplicada en forma de compresas.

Tintura (1: 5) extracto fluido (1: 1) o glicólico (1: 5) en forma de pomadas, linimentos, geles, etc.


Productos Relacionados