HARPAGOFITO



HARPAGOFITO () - HIPERnatural.COM
2000 - 2013 © HIPERnatural.COM
HARPAGOFITO
Harpagofito, al. Teufelskralle, ingl. Devil’s claw.

Raíces laterales tuberizadas.

Harpagophytum procumbens es una planta herbácea vivaz con hojas opuestas y grandes flores tubulosas de color rojo violeta persistente. El fruto es una cápsula leñosa provista de espinas terminadas en una corona de ganchos acerados que le han dado el nombre popular de “garras del diablo”, ganchos o garfios.

Origen.

La planta es específica del sur del continente africano (entre 15º y 30º de latitud sur) crece de forma espontánea en las zonas colindantes con el desierto del Kalahari (Namibia, Bostwana y, en Sudafrica, en la provincia del Cabo y el Transvaal) donde se concentra alrededor de los puntos de agua.

Composición química.

Además de componentes químicos no específicos: estaquiosa (es un tetraholósido) y otros azúcares, ácidos grasos, ceras, fitosteroles libres y combinados, triterpenos pentacíclicos libres y esterificados (ursanos y oleananos) aminoácidos, flavonoides y ácidos fenoles, glucósidos fenólicos (verbascósido, isoacteósido) quinona, la droga contiene glucósidos monoterpénicos de la serie de los iridoides a los que se atribuye la actividad.

• Iridoides. El constituyente mayoritario es el harpagósido. Este glucósido se hidroliza en condiciones suaves, en harpagogenina, una molécula ciclopentenílica dialdehídica muy inestable; esta genina tiene su hidroxilo en 8 esterificado por ácido cinámico. En el caso del harpágido el hidroxilo está libre. La droga contiene igualmente procúmbido (se caracteriza por la presencia de un oxirano) procumbósido (es un derivado anhidro - 3, 6 correspondiente al procúmbido) y los ésteres p - cumáricos en 8 del harpágido y en 6’ del procúmbido. El contenido medio en heterósidos de la droga desecada varía de 0, 5 a 3 %.

Datos farmacológicos.

El harpagósido hidrolizado por la emulsina y el extracto acuoso de la droga son tan eficaces como la fenilbutazona en la artritis crónica, con proliferación del tejido conjuntivo, inducida por formaldehido. El harpagósido, por su parte, posee propiedades antiinflamatorias demostradas en el ensayo de la bolsa granulomatosa con aceite de croton en rata. Estos resultados positivos se han confirmado en un modelo de inflamación semicrónica. El harpagósido es débilmente analgésico. Los iridoides del harpagofito (sobre todo la harpagogenina) poseen efectos inhibidores sobre íleon aislado de cobaya, estimulado por varios agonistas, efectos del todo comparables a los ejercidos por los antiinflamatorios no esteroideos sobre la misma preparación, pero no ha sido posible demostrar actividad alguna a nivel de las vías de la ciclooxigenasa y de la lipoxigenasa [792] También se ha demostrado la actividad cardiovascular del extracto metanólico bruto [791] La analogía estructural de la harpagogenina con las prostaglandinas podría explicar quizás su actividad biológica [783b]

Observaciones en el Hombre.

Diversos estudios demuestran los efectos beneficiosos del harpagofito en pacientes reumáticos. Un amplio estudio, realizado con 600 pacientes artrósicos, ha demostrado que la utilización de dosis altas de raíz de harpagofito administrada durante varios meses, refleja una mejoría con una tasa de eficacia que varía del 42 al 85 % según el tipo de artrosis (coxartrosis, artrosis de la rodilla, manos, dorsal, lumbar. Otros investigadores confirman que un tratamiento per os es eficaz tanto sobre el dolor como sobre la disfunción articular. Otros trabajos hacen referencia a la administración por inyección subcutánea peri - articular en el tratamiento de la poliartritis reumatoide.

Empleo.

Los trabajos publicados indican la posibilidad de una actividad interesante en el caso de afecciones reumatológicas crónicas benignas. La ausencia de efectos secundarios así como una muy buena tolerancia gástrica permiten el consumo de la droga durante períodos largos, sola o en asociación con otros medicamentos, permitiendo disminuir las dosis habitualmente preconizadas. Para las otras indicaciones mencionadas por algunos autores (hipocolesterolemiante, hipoglucemiante) parece que no existe ninguna experiencia farmacológica que permita negarlas o confirmarlas. La droga se utiliza en infusión o decocción y en cápsulas (de polvo criomolido, extracto, nebulizado) La droga carece de toxicidad (D. L. 50, i. p. ratón: harpagósido, 1 g / kg; harpágido, 3, 2 g / kg; ausencia de efectos patológicos después de la administración de 7, 5 g / kg / día semicrónica en la rata)

En España se autoriza el uso de esta planta para dolores reumáticos, procesos inflamatorios articulares, gota.

Precauciones.

No recomendado en pacientes afectados de úlcera gastroduodenal. Puede producir leves molestias en individuos sensibles y especialmente a dosis altas. No recomendado su uso durante el embarazo y la lactancia. Puede producir diarreas en personas hipersensibles.

La droga.

La droga está constituida por las raíces laterales tuberizadas (a veces mal llamadas tubérculos) recolectadas en estado silvestre. Estas raíces, muy ricas en agua, se cortan y desecan. Los fragmentos se presentan en rodajas gruesas, en forma de abanico o redondeadas, o bien, en discos groseramente prensados. Los fragmentos tienen un sabor muy amargo. El contenido en glucoiridoides (valoración colorimétrica, tras la reacción de los iridoides extraídos con metanol, con vainillina en medio sulfúrico) debe ser superior a 2, 2 % (Esta droga está inscrita en la Real Farmacopea Española desde 1997) por H. P. L. C. se puede llevar a cabo una valoración precisa.

Enfermedades en cuyo tratamiento es adecuada esta planta.

Inflamación.

Artrosis.

Artritis.

Gota.

Calambres musculares.


Productos Relacionados