GUALANDAY

jacaranda coerulea l.



GUALANDAY (jacaranda coerulea l.) - HIPERnatural.COM
2000 - 2013 © HIPERnatural.COM
GUALANDAY
jacaranda coerulea l.
Nombres en español: flor de cruz.

Nombre común en inglés: jacaranda; palisander, palissandre (estos dos últimos nombres corresponden a la especie Jacaranda cuspidifolia que tiene las mismas aplicaciones en medicina tradicional que el gualanday, J. mimosifolia D. Don)

Árbol de 20 mts. de altura y aún más, tronco de 50 cm. de diámetro de color gris amarillento blanquecino, bien ramificado, erguido y de copa alargada. Hojas opuestas de unos 26 cm. de largo, pinnadas con numerosos foliolos, pelúcidos en el haz y vellosos en el envés; flores de unos 4 cm. de largo y 1. 5 cm. de ancho, de color azul y algo violadas en panículos terminales de unos 15 mm. de largo, corola campanulada con tubo ensanchado en la base; estambres didínamos, con segmentos de 1 / 5; fruto capsular, ovoide deprimido, semillas aladas rugosas, de color oscuro.

Propagación: principalmente por semilla, pero otro método no muy utilizado es por estaca.

Usos reportados por la tradición oral: El Gualanday es uno de los remedios que tiene más fama para curar las afecciones sifilíticas, combate afecciones cutáneas, neuralgias y dolores de los huesos. También cura las hemorroides, las várices, las diferentes afecciones del hígado, los eczemas, forúnculos y todo aquello que tenga que ver con las impurezas de la sangre.

Droga aprobada: hojas (aunque la corteza es la droga más rica en principios activos)

Origen y otros aspectos: originario de América tropical, principalmente del norte de Suramérica. Se cultiva como planta ornamental en muchas partes del mundo.

Usos en medicina tradicional: la decocción de la raíz se emplea como diaforético. El jarabe de la raíz se utiliza especialmente contra las enfermedades venéreas y la furunculosis se asegura que en una semana cura la furunculosis; además se usa contra las hemorroides, las várices, las afecciones del hígado, los eczemas e impurezas de la sangre. La decocción de la corteza o de las raíces se utiliza en lavados para cicatrizar úlceras (incluyendo las venéreas) artritis, várices, varicela, llagas rebeldes, heridas y escrófulas. Por vía oral se usa para curar la sífilis, blenorragia, diabetes, dolor en los huesos, reumatismo y artritis; en forma de gargarismos, para sanar las afecciones de la garganta. La decocción o el jarabe de las hojas o de la corteza, tomada por vía oral o aplicada en baños calientes sobre la parte afectada, se considera un remedio para aliviar la sífilis y la blenorragia crónica; así como otras enfermedades venéreas, cutáneas y reumáticas; también los chancros, los bubones, las úlceras inveteradas de la boca, el impétigo, la soriasis, la furunculosis, los flemones, las hemorroides, las várices, los eczemas, las afecciones del hígado, neuralgias y dolores de los huesos; para regularizar la menstruación y como diurético, depurativo de la sangre, vulnerario y antianémico. La decocción de las hojas o de la corteza por vía oral se utiliza contra úlceras y externamente se usa en lavados vaginales. El polvo de las hojas secas, espolvoreado sobre las úlceras se emplea como desinfectante.

Composición química: ácido jacarándico, jacaranona, ácido jacoumárico, ácido ursólico y otras sustancias.

Propiedades del gualanday comprobadas científicamente: el extracto de las hojas es un potente antiséptico in vitro en cultivos de Stafilococcus aureus y Neisseri gonorrheae. En casos de impétigo infantil, con el uso del extracto en forma de un­güento, se observa la resolución total de la lesión en un lapso de 48 horas. La loción de gualanday presenta actividad sobre el acné. La Jacaranda se comporta como agente antitumoral (Piñeros y Otros, 1988)

Recomendaciones: casi todas las especies del género Jacaranda se utilizan frecuentemente como plantas medicinales en Colombia, además se les atribuye más o menos iguales propiedades terapéuticas. Cuando la preparación se usa externamente, y sólo en estos casos, se recomienda mezclarla con yoduro de potasio para aumentar su acción.

Advertencias: en ningún caso se pueden ingerir preparados mezclados con yoduro de potasio, éstos son únicamente para uso externo o lavados. En general el uso debe ser externo debido a que el Gualanday es citotóxico (Ogura, 1977)

gisaza@webcolombia. com.


Productos Relacionados