ALBAHACA



ALBAHACA () - HIPERnatural.COM
2000 - 2013 © HIPERnatural.COM
ALBAHACA
Castellano: Albahaca, alhábega.

Inglés: Basil, sweet basil, garden basil.

Holandés: Bazielkruid, basilicum.

Alemán: Basilic, Basilienkraut, Königskraut, Braunsilge.

Introducción: Se emplea contra problemas digestivos como cólicos de niños recién nacidos, vómito, inflamación del estómago y empacho; también contra los trastornos menstruales, hemorragias en posparto y esterilidad femenina. El tratamiento para estos casos consiste en poner a hervir en agua las hojas y tomarlo. Otras enfermedades tratadas con el Albahacar son la bronconeumonía, gripa, tos, irritación pulmonar y de garganta. Se dice además que es un buen remedio para las infecciones bucales y de piel; para afecciones de la vejiga, del riñón, parásitos intestinales y piquetes de alacrán, cuero cabelludo y caída del cabello, para éstos últimos se prepara una infusión con las hojas y con el líquido resultante se fricciona bien el pelo.

Herbácea que mide entre los 20 y 90 cm. de altura. Las hojas son más largas que anchas y sus flores, ubicadas en una espiga en la punta de las ramas, son blancas; los frutos son pequeños. Es originaria de África y Asia; sin embargo, en México se cultiva en casas y se encuentra en climas cálido, semicálido, seco, semiseco y templado, y está asociada a la selva tropical caducifolia, perennifolia, matorral xerófilo y bosques de encino y pino.

Es una planta inconfundible por el suave aroma que desprende. Originaria de la India, se adapta al cultivo en climas templados, y mientras se van cogiendo hojas y flores para su consumo, la planta puede servir como ornamental en un balcón o jardín.

CARACTERÍSTICAS: Hierba anual que alcanza 50 cm. de altura, erguida. Las hojas, ovaladas, poseen glándulas que secretan esencia cuyo aroma recuerda al limón. Las flores se sitúan en grupos de 6 rodeando el tallo; blancas o rosadas, son mucho más aromáticas que las hojas. Se la conoce asimismo con los nombres de alhábega o hierba real.

LOCALIZACIÓN: Aunque tiene su origen en el Antiguo Oriente, su cultivo se ha extendido por todos los países con climas templados, donde puede aparecer, espontáneamente, en los montes. Cultivada en macetas, permite disfrutar de su aroma al mismo tiempo ser utilizado como hierba medicinal.

PRINCIPIOS ACTIVOS: La esencia, rica en un compuesto aromático denominado linalol, se encuentra en gran proporción en las flores y, en menor, en las hojas.

PROPIEDADES MEDICINALES: Es estimulante, antiespasmódica y digestiva. Estimula la secreción de leche. Cuentan que para parir sin dolor (o más bien, para paliar los dolores durante el parto) debe tener la parturienta una raíz de albahaca en la mano y apretarla fuertemente.

RECOLECCIÓN: Las hojas, en cualquier época, en cuanto estén ya crecidas; las flores, sin embargo, deben cortarse en verano, en cuanto empiezan a abrirse.

USOS Y APLICACIONES: Se emplea en infusión de hojas y flores, mucho más efectiva con la albahaca fresca, seis o siete hojas por un vaso de agua. Con unas gotas de limón y un poco de azúcar resulta deliciosa. Para las afecciones de la boca, pueden hacerse gargarismos. Los guisos, con unas hojas frescas, adquieren un gusto excepcional. Parece ser que ahuyenta los mosquitos, por lo que un buen lugar para colocar la maceta podría ser el alféizar de las ventanas.

Para conservar la albahaca en una maceta, además de mezclar la tierra con arena y poner una buena cantidad de grava en la parte inferior para obtener un buen drenaje, es aconsejable colocar muchas conchas de caracoles llenas de tierra, pues así puede crecer la planta enrollando entre ellas sus largas raíces.

La albahaca, catalogada desde la Edad Media entre las plantas medicinales mágicas, tiene unas flores poco vistosas pero es m aromática.

La albahaca puede cultivarse en un tiesto o cualquier jardín, por lo que es de fácil recolección y nos permite beneficiarnos de ella cada día.


Productos Relacionados