HERNIA DE HIATO

Información sobre la enfermedad



HERNIA DE HIATO - HIPERnatural.COM
2000 - 2013 © HIPERnatural.COM
HERNIA DE HIATO
Hernia de hiato.

Protuberancia de un órgano interno a través de una debilidad o apertura anormal en el músculo circundante.

Los tipos de hernia más comunes incluyen: inguinal o femoral, umbilical y postquirúrgica.

Cada una se produce por la debilidad de la musculatura correspondiente:

Umbilical: Músculos alrededor del ombligo.

Inguinal o femoral: Tejido conectivo de la ingle.

Postquirúrgica: Músculos en la zona de una cirugía previa.

Afecta a ambos sexos (la inguinal es más frecuente en el varón) a cualquier edad.

Complicaciones.

Si el tejido herniado se estrangula (pierde su provisión de sangre) la parte protuberante puede perforarse, ocasionando obstrucción intestinal y perforación, con fiebre, dolor severo, vómitos y shock (ES UNA EMERGENCIA)

Pronóstico.

Las hernias umbilicales de los niños suelen curarse espontáneamente a los 4 años y sólo requieren cirugía ocasionalmente.

Las demás hernias se suelen curar con cirugía.

Diagnóstico y tratamiento.

Diagnóstico.

Historial y reconocimiento físico por un médico.

Análisis de sangre.

Rayos X del abdomen.

Tratamiento.

El tratamiento es, en general, quirúrgico.

Medidas generales Antes de la cirugía, cada vez que se incline empuje la hernia hacia su sitio si sobresale demasiado.

No se ponga un braguero. Lesiona o debilita los tejidos, dificultando o imposibilitando la cirugía.

Medicación.

No es necesaria.

Actividad.

Evite levantar objetos pesados - tanto antes como después de la cirugía.

Dieta.

Siga una dieta contra el estreñimiento.

Avise a su médico si:

Si tiene fiebre o dolor agudo, llame inmediatamente al médico. ES UNA EMERGENCIA!

Signos y síntomas.

Tumefacción que suele desaparecer al presionar suavemente o en posición tumbada.

Molestias leves o dolor en la zona del bulto (algunas veces)

Tumefacción del escroto, con o sin dolor.

Factores de riesgo.

Prematuridad.

Adultos de más de 60 años.

Tos crónica.

Obesidad.

Embarazo.

Esfuerzos contínuos, como en el estreñimiento crónico.

Prevención.

Una zona débil pudiera no herniarse, a menos que se perfore por levantar objetos de mucho peso o por realizar esfuerzos excesivos.

Si tiene que levantar pesos, doble las rodillas, levante el objeto y enderécese usando los músculos de las piernas. Mantenga el objeto contra su cuerpo. No se esfuerce o contenga la respiración. No lo levante doblando la cintura y usando los músculos e la espalda.

Si tiene estreñimiento, trátelo.

Si tiene tos crónica, siga un tratamiento.

Refuerce los músculos abdominales con el ejercicio apropiado. pregunte a su médico)

Causas.

Debilidad del tejido conectivo o de la pared muscular.

Puede ser de nacimiento o aparecer más adelante.

Las hernias postquirúrgicas son el resultado de cirugías previas.


Productos Relacionados