DERMATITIS HERPETIFORMIS

Información sobre la enfermedad



DERMATITIS HERPETIFORMIS - HIPERnatural.COM
2000 - 2013 © HIPERnatural.COM
DERMATITIS HERPETIFORMIS
Dermatitis herpetiformis.

Inflamación crónica de la piel que se caracteriza por racimos de pequeñas ampollas pruriginosas.

Partes del cuerpo que afecta.

Esta afección es hereditaria aunque no contagiosa ni cancerosa.

Edad.

No afecta a niños.

Causas.

Desconocidas, aunque puede tratarse de un desarreglo del sistema inmune.

Signos y síntomas.

Excoriaciones con las siguientes características:

En pequeños racimos de 5 a 20 ampollas.

Las ampollas suelen medir de 2mm a 6mm de diámetro.

Los racimos aparecen en los mismos sitios a ambos lados del cuerpo.

Pican, aunque no suelen ser dolorosas a menos que se compliquen.

Factores de riesgo.

La exposición al calor y a la humedad aumentan la frecuencia y severidad de los ataques.

Prevención.

Hasta ahora no se ha podido prevenir.

Para evitar la repetición de los síntomas, siga tomando la medicación según las instrucciones y evite las heridas en las partes sanas de la piel.

Diagnóstico y tratamiento.

DIAGNÓSTICO:

Visita y reconocimiento físico por un médico. Biopsia (toma de una muestra de piel para examinarla al microscopio)

TRATAMIENTO:

Medidas generales.

Remoje las partes afectadas en agua fría o aplique compresas de agua fría para calmar los picores.

Medicación.

Para calmar los picores, puede usar drogas sin receta, como:

Loción esteroide poco potentes en dosis reducidas, pomada y crema.

Reducen la inflamación y los picores en 24 a 48 horas.

Anestésicos tópicos y antihistamínicos tópicos.

Éstos producen alivio rápido a corto plazo.

Podrían causar sensibilidad en la piel, aunque la lidocaína y la pramoxina no suelen hacerlo.

Lociones que contengan fenol, mentol y canfor (como la loción de calamina) Éstas son calmantes, y debe utilizarlas con cuidado.

En grandes cantidades pueden ser absorbidas por la piel hasta el flujo sanguíneo, y ser tóxicas.

Para controlar la formación de ampollas, su médico puede recetar dos medicamentos orales: sulfapiridina o dapsona.

Cualquiera de las dos deberá ser usada indefinidamente.

Actividad.

No hay restricciones, salvo evitar el exceso de calor y la humedad.

Dieta.

Si reduce el gluten, reducirá la cantidad de medicamentos que vaya a necesitar.

Con esta enfermedad se aconseja seguir la siguiente dieta: Dieta sin gluten.

Complicaciones.

Las personas con dermatitis herpetiformis también pueden tener una afección del intestino delgado (sin síntomas) que patológicamente se parece a la de los pacientes con intolerancia al gluten.

La biopsia (del tubo diestivo) es el único medio de distinguir entre ambas a veces.

Pronóstico.

Se trata de una enfermedad crónica.

El tratamiento puede controlar los síntomas - incluido el picor - pero no curará la enfermedad.


Productos Relacionados